Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio
NOTICIAS

LA VIDA Y PALABRA DE JULIÁN BESTEIRO

UGT | miércoles, 23 de abril de 2014

SUS PALABRAS      

Julián Besteiro no fue sólo un hombre de acción, un sindicalista y político que participó en los acontecimientos más relevantes de su época. También fue un hombre de letras. De sus escritos, publicados en libros y artículos periodísticos, vamos a ir entresacando algunos textos que sirvan para conocer mejor quién fue Julián Besteiro. Con regular periodicidad iremos añadiendo nuevos textos a esta sección que hoy iniciamos. Como verán los lectores, su pensamiento sigue siendo de plena actualidad. 
 
 
Las épocas de crisis económica son propicias para la resurrección de todas las veleidades dictatoriales.
Marxismo y anti marxismo. 28 abril de 1935.

Decir que la dictadura del proletariado es necesaria para el triunfo del Socialismo es, en términos marxistas, tanto como decir que el Socialismo no puede triunfar sin una acción política, lo cual no quiere en modo alguno significar que hayamos de destruir las formas existentes de la democracia, renunciar a las armas que la democracia ha forjado para nuestra defensa y poner todo el porvenir de la sociedad en que vivimos en manos de un grupo de redentores más o menos sinceros.
Ya Marx y Engels advertían en el Manifiesto comunista los peligros que entrañaría una posible interpretación reaccionaria del socialismo. 
Democracia y dictadura. El Socialista, 12 abril 1923.
 
El problema no consiste en despreciar la política, sino en purificar la política.
(“La organización obrera y el socialismo”. 18-05-1930).

La diferencia que hay entre los pretendidos rebeldes archiradicales que están fuera del campo socialista y los rebeldes socialistas es ésta: que nosotros manejamos el pico, pero sabemos también poner los ladrillos.
Mitin en la Casa del Pueblo. 7 octubre de 1920.

El paro se agudiza, y ya no se trata de esas crisis periódicas de una u otra industria; se trata de un paro continuado al que no se le ve fin… Pero hay más: en esa situación de paro, o por lo menos en la situación de intranquilidad que crea el no tener seguro el porvenir, el no saber si el día de mañana se va a poder tener la seguridad de una ocupación de trabajo con la que se gane el sustento y la vida, están incursos, no solamente los obreros manuales, sino grandes sectores de la clase media, y por eso se ofrece el fenómeno de esta clase media iniciada en la proletarización, si no proletarizada, que se llena de pasiones políticas, que ingresa activamente en la política y que pasa de la indiferencia a un enardecimiento repentino. Para esas masas, la misma política social que hemos venido practicando los socialistas no basta; porque las buenas condiciones de trabajo que un Socialismo predominantemente reformista puede propugnar, para los que no tienen ningún trabajo no tienen ninguna significación, y por eso, para todos, pero singularmente para nosotros, el problema de la situación de esas masas sin trabajo es un problema fundamental…Y, claro está, el peligro político es éste: las masas intranquilizadas, las masas desesperadas, que no ven fácilmente la solución de su problema en conjunto, se hallan en una situación de espíritu muy propicia para que cualquier hombre ingenuo, quizá de buena fe, o cualquier vividor de la política, les ofrezca una panacea para curar todos sus males y se le entreguen, sobreviniendo una forma más o menos baja y depresiva de dictadura (todas las formas de dictadura, para mí, son depresivas).
Sesión parlamentaria. 14 de junio 1934.

Los progresos crecientes de la industria deberían conducir lógicamente al abaratamiento de los productos y a la mejora general de las condiciones de vida. Pero… la expansión completa de las fuerzas productoras que hoy posee la humanidad no puede realizarse dentro de los moldes estrechos del individualismo económico y requiere una liberación de las clases oprimidas… Mientras esa liberación no se produzca, la clase dominante habrá de hacer uso de cuantos medios tiene al alcance de sus manos para sostenerse en su situación privilegiada. Todo obrero consciente sabe que el trabajo es el soporte de toda la sociedad y que la transformación y el progreso de las condiciones del trabajo han sido la causa de las grandes transformaciones de la cultura de los pueblos.
(“El socialismo y la escuela”, 12 de mayo de 1912).

En España, a pesar de las duras lecciones que nos ha dado la historia, en la vida política no hay sabiduría o valor moral suficiente para oponer las resistencias oportunas a los intentos de los negociantes sin entrañas que quieren utilizar en beneficio exclusivo de sus intereses las fuerzas todas del país.
(El Radical, 21 de diciembre de 1910).

SOBRE SU VIDA

Julián Besteiro es una figura clave para entender la historia del sindicalismo, del socialismo y del pensamiento político español. Armado con unas ideas claras y unos principios de progreso, honradez y transformación social, encarnó al sindicalista comprometido y llevó hasta sus últimas consecuencias su integridad política y personal. Pincha aquí para ver su biografía

                   

 

Noticias Relacionadas
VolverVolver
BUSCAR
Avance Actividades

No hay elementos que mostrar en esta vista.
Logo

Escuela Julián Besteiro de UGT. C/ Azcona, 53 - 28028 Madrid • E-mail: informacion@ejb.ugt.org • Teléfono: 915 897 801 • Fax: 915 897 747

[Aviso Legal]